¿Qué son las venas varicosas o várices?

 

Las várices son producto del agrandamiento de venas, debido principalmente al mal funcionamiento de las válvulas de las venas.

Si las válvulas de las venas no funcionan bien, la sangre refluye de vuelta a la periferia. Esto produce que las venas comiencen a aumentar de tamaño ya que están congestionadas de sangre; a este agrandamiento de venas se le llama araña vascular o várice.

 

Imagen varices
National Heart, Lung and Blood Institute (NHLBI)

 

¿Cuáles son las causas de las venas varicosas?

 

La causa número uno de várices y arañas vasculares es la herencia. Las mujeres son más propensas a sufrir anormalidades en las venas de las piernas.

Dentro de los factores que  causan las venas varicosas están los factores hormonales; incluyendo pubertad, embarazo, menopausia, pastillas anticonceptivas, estrógeno y progesterona.

Es muy común que mujeres embarazadas desarrollen várices durante el primer trimestre de embarazo. El embarazo causa un incremento del nivel hormonal y aumento del volumen de sangre, lo que conduce a un agrandamiento de venas. Al mismo tiempo, el agrandamiento del útero causa un incremento de presión en las venas.

Las venas varicosas que aparecen durante el embarazo, generalmente mejoran dentro de los tres meses posteriores al nacimiento. Sin embargo, en embarazos consecutivos las venas varicosas tienden a permanecer.

Otros factores que predisponen a problemas de várices son la edad, ocupaciones que demandan permanecer de pie por tiempo prolongado, obesidad y lesiones o heridas en las piernas.

 

¿Cómo se tratan las várices?

 

Las várices se pueden tratar por medio de un cambio en el estilo de vida y/o por procedimientos médicos.

Cambio en el estilo de vida; es decir, llevando una estilo de vida saludable, donde se maneje una dieta balanceada, un peso adecuado y actividad física cardiovascular frecuente. Tratar de evitar estar parado o sentado por periodos prolongados.

Procedimientos médicos; estos eliminan y/o bloquean las venas enfermas. No suelen producir un problema en la circulación de la sangre, ya que esta comienza a circular por otras venas.

Los procedimientos médicos que se manejan normalmente son los siguientes:

1. Escleroterapia:

En este procedimiento, el médico inyecta una solución que cicatriza y cierra las venas varicosas de tamaño pequeño y mediano. En algunas semanas, las venas varicosas tratadas deberían atenuarse.

2. Láser manual:

La cirugía con láser funciona al enviar fuertes ráfagas de luz a la vena, lo que hace que la vena se difumine y desaparezca lentamente.

3. Ablación quirúrgica:

Este procedimiento involucra atar una vena antes de que se una a una vena profunda y extraer la vena a través de pequeñas incisiones. Este es un procedimiento ambulatorio para la mayoría de las personas. La extirpación de la vena no afecta de forma adversa la circulación de la pierna, ya que las venas más profundas de las piernas se encargan del aumento en el volumen de sangre.

  • Mini incisiones y extracción de varices
  • Fleboextracción

4. Ablación térmica por catéter endovenoso:

El médico inserta un tubo delgado (catéter) en una vena agrandada y calienta el extremo del catéter con radiofrecuencia o energía láser. A medida que se extrae el catéter, el calor destruye la vena al hacer que se contraiga y se selle. Este procedimiento es el tratamiento preferido para las venas varicosas más grandes.

  • Con láser
  • Radiofrecuencia

 

Tratamiento de láser cutáneo para várices: Manual

 

Tratamiento de ablación quirúrgica: Mini incisiones

Extracción de una várice con mini incisiones
Extracción de una várice con mini incisiones

Tratamiento de ablación térmica por catéter endovenoso: Con láser

 

Resultados de procedimientos médicos en Vascor